Tal vez has leído o has oído sobre Tabarnia y te preguntas qué es…

En el podcast y en las líneas de este post, Pere Ardevol y yo hacemos lo posible por aclararlo.

Esta idea, que se ha convertido en un movimiento, tiene un origen social, pero también un origen personal.

Aquí tienes el podcast

Aprobechamos un día que fuimos a hacer una excursión al empedrado de Morou, en la “Tabarnia Norte”  Uahahahaha!

Un día de mucho viento, por cierto. Lo pasamos genial. Espero que te guste.

Tabarnia

En realidad no sabemos hasta donde llegará el “proyecto de Tabarnia” como tal. La verdad es que, a lo tonto a lo tonto, se va agregando cada vez más gente y estas personas quieren darle cada vez más visibilidad.

En el audio Pere nos explica su visión subjetiva sobre el “fenómeno Tabarnia”, si no lo has oído todavía, te animo a que lo hagas, Pere es muy motivador en cuanto a su visión de la sociedad ideal. Al menos para mi ha sido siempre inspirador escucharle.

Si quieres conocer más sobre su actividad en la red puedes conectarte a sus canales de comunicación:

Además de lo que nos ha transmitido Pere desde su visión y volución personal, por la red hay múltiples muestras del impulso de difusión que está teniendo el “proyecto Tabarnia”. Este vídeo es una muestra de ello.

La identidad del individuo

Y a todo esto, lo que está en juego es la identidad de cada uno de los individuos que formamos, lo queramos o no, una nación, sea cual sea. Está en la palestra el cómo se configura esta identidad y sobre todo la capacidad que el entorno tiene de respetar todas y cada una de las identidades individuales.

En Cataluña estamos viendo que la capacidad de respetar las identidades individuales es muy pobre. tanto por parte de un bando como del otro.

Hemos de tener en cuenta que las identidades pueden ser tan variadas como personas integran la sociedad. Pero lo que está pasando es que se está forzando la formación de dos bandos, el independentista y el españolista (que se llega a asociar al fascismo en muchos casos), cuando esto no es así, no existen únicamente dos bandos.

El sentir de cada uno es único y en la mayoría de los casos no se adapta a la generalización.

De dónde procede las identidades que tienen en jaque a Cataluña

En todos los años que llevo investigando y estudiando sobre la realidad humana y la preservación de su salud, he llegado a conocer algo la psique y a comprender cuáles son los factores que intervienen en la formación de la psicología personal. Desde este conocimiento tengo algo que añadir a todas las versiones existentes.

Pienso que las posiciones extremas que están tomando las personas en cuanto a la independencia o no independencia de Cataluña, obedece a unos patrones básicos claramente estudiados y previamente tipificados.

El estudio de el cómo se establecen y nos afectan los vínculos transgeneracionales nos puede iluminar aspectos no contemplados sobre esta reacción social.

Yo creo firmemente que el conflicto que se está abalanzando sobre Cataluña obedece a un conflicto sistémico, del sistema familiar.

Existe una rama de la psicologia (esta tampoco tiene reconocimiento académico) que estudia y trabaja sobre las relaciones sistémicas transgeneracionales. Gracias a la investigación llevada a cabo en este campo se sabe hasta qué punto estamos condicionados por el pasado de nuestro sistema familiar o “clan familiar”.

Desde esta perspectiva, los conflictos que están emergiendo y que se pretenden resolver ahora, no pertenecen a la actualidad. Creo que son conflictos que una vez, hace muchas generaciones, fueron reales y no encontraron solución en su tiempo.

Y es por esto, porque estos conflictos no encontraron solución en el contexto en que se dieron, que aún se conserva la sensación de que permanecen no resueltos. Pero en realidad no tienen nada que ver con las personas que se abanderan para resolverlo (de ninguno de los bandos declarados como participantes del conflicto), ni tienen tampoco nada que ver con este tiempo presente, en que se prentende aplicar una solución.

La realidad de la sociedad ahora es muy otra y en realidad existen cúpulas que deciden qué ha de ser y qué no ha de ser. Nada queda al poder de decisión de los gobernantes autónomos locales. Éstos son títeres de un programa global.

Es por esto que no tiene ningún sentido esta pugna entre unos supuestos bandos que pertenecen, como muy cercanos a la guerra civil española y que, seguramente, vienen de mucho más lejos.

Ni siendo parte de España, ni “independizándose”, Cataluña encontrará la paz, porque no se puede dar aquello que nuestros ancestros anhelaron, aquello que nuestro “Sistema Familiar” nos ha legado como misión.

El mandato sistémico

Todas las personas formamos parte de un sistema familiar. En todos los sistemas familiares ha habido conflictos y no solo conflictos, si no que ha habido verdaderos dramas. Mucho sufrimiento es el común denominador para la historia pasada de quienes convivimos en el momento presente. Siglos de guerras, hambre, dominación, crueldad sin límites, pesan sobre nuestras espaldas, formando parte de un pasado común.

Nadie nos libramos de esto.

Todos tenemos a alguien en nuestro sistema familiar que forma parte de un tiempo pasado y que vivió su vida condicionado y/o presionado por algún acontecimiento que no consiguió aclarar, o enfrentar, o que le generó un conflicto que no pudo resolver antes de morir. La historia individual y el sentimiento de este individuo quedan grabados en las raíces del sistema familiar al que pertenece. Y si este pariente pasado ha muerto con la sensación de que tenía algo por hacer que no ha podido concluir, deja una huella en el sistema. Una alarma de indica que es urgente e importante abordar esto.

Este episodio tendrá tanta importancia, que el propio sistema se formará y transformará en base a la creencia que este integrante ha dejado impregnada en él, haciendo que una experiencia de incompletitud individual, llegue a ser convertida en una instrucción para futuras generaciones.

La Fidelidad al Clan Familiar

Lo que llamamos “Mandato Sistémico” es la orden que reciben los neonatos de servir a su sistema familiar concluyendo aquello que alguno de sus miembros dejó sin terminar.

Este perverso legado se cierne sobre nosotros como una sombra, porque no somos conscientes de ello y actúa sobre nuestra voluntad, sin que nadie nos haya informado previamente y por lo tanto, no somos conscientes de que es así. Cada vez que algún acontecimiento en nuestra vida resuena con esa instrucción, reaccionamos sin premeditación, de forma visceral e inconsciente.

Pero no solo es “el Mandato Sistémico” lo que nos “obliga” a considerar importante ese propósito legado por nuestro sistema.

Esto que llamamos, para entendernos, “Mandato Sistémico” se combina con otra tendencia que también crece en el ámbito del sistema familiar. Ésta es el compromiso de “Fidelidad al Clan Familiar“.

Voy a desglosalo un poco para que se entienda:

Cada individuo nace y crece con el compromiso de ser fiel a su clan familiar y esta fidelidad se desliza también en la sombra.

No somos conscientes de este compromiso de fidelidad, pero te aseguro que está ahí, dictaminando tus actos y la forma en que reaccionas a los estímulos.

La convinación del mandato sistémico con el compromiso de fidelidad al clan hacen que nuestra vida sea como una novela épica.

Esto sería muy hermoso e incluso romántico, si no fuera que, como no somos para nada conscientes de la existencia de estos vínculos sistémicos no hemos podido revisar y actualizar los legados que hemos recibido de nuestros antepasados y vamos arrastrando el impulso por llevar a cabo heróicas gestas que no tienen nada que ver con lo que está pasando actualmente en la sociedad, ni en nuestra vida, ni en el propio sistema familiar.

Y esto, que no tiene ninguna gracia, es el origen de muchos problemas y conflictos que se dan, como lo es el conflicto catalán. Que para mi es de esta índole: un conflicto no resuelto por todos y cada uno de los sistemas familiares implicados.

Respuestas altamente viscerales, nada racionales. Etiquetas distribuídas por doquier entre las personas que no comulgan con los mismos ideales (o que no cumplen el mismo mandato). Acoso. Acusaciones. Violencia irracional en múltiples formas. Son todas ellas señales que me indican que este conflicto se resolvería con una buena terápia sistémica grupal.

Cómo salir de esta rueda

Pues como salir de la rueda en que estamos todos metidos, en la voluntad inconsciente de resolver conflictos legados pro nuestros ancestros a través del “mandato sistémico”,  es lo que explico en el podcast y si estás leyendo esto y esperas la respuesta, es que no lo has escuchado.

!Venga pues, desempolva la pereza y escúchalo!

Y no te olvides de  compartirlo y de comentar. Nos gustará mucho conocer tu opinión, que es única. Tienes mucho que aportar.

Participantes
Pere Ardevol, reportero ciudadano Kitflus, músico

Pere Ardevol

Reportero Ciudadano
Pere ha participado de la entrevista aportando su punto de vista sobre el conflicto catalán y Tabarnia

Kitflus

Músico
Kitflus, pseudónimo de Josep Mas Porter, es un reconocido músico que ha compuesto e interpretado la música del podcast.