20. Vacunas, el panorama en 2018

Las campañas de vacunación en Nigeria dejan secuelas muy graves
El podcast

El podcast

Que te inspira a llevar una vida saludable.

20. Vacunas, el panorama en 2018
VIDA EN SALUD

 
 
00:00 / 38:53
 
1X
 

Te doy la bienvenida al podcast Vida en Salud, el podcast que te inspira a vivir de forma saludable. Esta propuesta es mi iniciativa y yo soy Diana Valeria.

En este podcast nos proponemos aumentar la conciencia de que la salud es una responsabilidad personal. De que únicamente tu eres responsable de tu salud, nadie más. Y te ofrecemos información y conocimiento que te ayudan a tener seguridad para poder aceptar y tomar esta responsabilidad.

Entendemos la salud desde un punto de vista muy amplio y hablamos de los muchos aspectos que afectan a la vida que demasiadas pocas veces se vinculan con la salud.

En este episodio te comparto la charla que tuvimos con Javier Uriarte en su consulta de la ciudad catalana de Girona. Javier es médico y además presidente de la liga para la libertad de vacunación, organización que tiene el cometido de informar y acompañar a aquellas familias que no encuentran las respuestas que necesitan sobre vacunas en los canales oficiales de información médica.

Él lleva muchos años investigando, estudiando y recabando información sobre el comportamiento fisiológico, biológico, económico, político, médico, y social de las vacunas a lo largo del tiempo.

Le agradezco el tiempo que ha dedicado a esta charla en la que ha volcado el resultado de sus investigaciones y que ahora puedo compartir contigo.

La obligatoriedad de las vacunas en los países de Europa

A pesar de que la corriente informativa sugiere que España es de los pocos países del primer mundo en que todavía no es obligatorio vacunar, parece ser que los que tienen medidas de obligatoriedad en este aspecto son pocos y no son los más desarrollados.

Antivacunas y provacunas

Aunque se señala a las personas que no se someten a las vacunaciones sistemáticas como culpables de que las enfermedades que padecemos todos. Igual que nadie está obligado a medicalizarse tampoco se puede obligar a tomar una vacuna, porque no todo sirve para todos. Lo que es bueno para unos, puede ser nefasto para otros.

Las vacunas han salvado a la humanidad

Esta afirmación promovida por los medios de comunicación masiva y sus trabajadores de poca ética profesional, es algo que se repite hasta la saciedad y está emitido desde el más absoluto desconocimiento y es totalmente mentira. Las vacunas no han salvado a la humanidad. Cualquiera que estudie el comportamiento de las diferentes sociedades a lo largo de la historia puede constatar que las vacunas no han intervenido en la disminución de las enfermedades. Las condiciones de vida adversas son la causa de la aparición de enfermedades y cuando estas condiciones son generalizadas, como en los conflictos bélicos, las enfermedades afectan al grueso de la sociedad.

El comportamiento de las vacunas

En lugar de erradicar las enfermedades, lo que hacen es reavivarlas cuando se empieza una campaña vacunal. Si un virus deja de estar activo entre la población, al empezar a inocularlo en los cuerpos, se activa y las enfermedades vuelven.

Se dice que las vacunas contienen virus desactivados o amortiguados, pero quienes estudian el tema no han podido encontrar ningún documento que lo testifique.

Aunque los laboratorios están protegidos por la ley de la propiedad intelectual y no tienen ninguna obligación de hacer pública la composición de lo que fabrican, los estudiosos del tema han estado en contacto con trabajadores jubilados de estas empresas que fabrican las vacunas y han explicado lo que se esconde.

Se han puesto en circulación vacunas con componentes aturdidores de los virus que se comprobó que eran causantes de tumor cerebral. Se trata de un medicamento muy complejo que combina biología y química y, a pesar de que se promuevan como si se conociera perfectamente, se desconoce realmente cómo se da esta relación. Por lo menos hasta el año 2005, ni los farmacéuticos ni médicos conocían la composición de las vacunas. Así que tanto unos como otros han estado recomendando el uso de algo que desconocían.

El código deontológico de Oviedo

Este código impide que las empresas fabricantes de medicamentos puedan experimentar sus compuestos tóxicos en recién nacidos. Pero esto tiene vigencia solamente en Europa, por lo que para poner a prueba hasta qué punto son venenosos sus experimentos, han de recurrir a la experimentación en adultos que viven en prisión o en psiquiátricos o a estratagemas que seduzcan a los gobiernos de los países en vías de desarrollo para que les permitan experimentar con los recién nacidos de su población, o a abusos de poder sobre presos o enfermos psiquiátricos.

El resultado de esto es un gran número de adultos y recién nacidos que sufren graves secuelas con muertos, lisiados o enfermos de por vida. Esto, además, hace que haya una gran crispación en las relaciones internacionales.

La polio en Nigeria ha aumentado como consecuencia de las campañas de vacunación experimentales

Atenuantes del virus

Son todos sustancias altamente tóxicas para los humanos. En los años 80 de cada 1000 nacimientos ( o de cada 10.000, dependiendo de la fuente de información) se detectaba un caso de autismo, en el 2018 cada 300 nacimientos hay uno con autismo.

En el 80 había 4 o 5 vacunas que recibía un recién nacido de forma sistemática y no se daban de forma simultánea. En el 2018 tenemos entre 20 y 28 vacunas en el calendario vacunal. A día de hoy un niño puede llegar a los 2 o 3 años con 28 vacunas en su cuerpo.

En los 80 sobre dos millones de dosis que se aplicaban, había una muerte, ahora tenemos una muerte por cada 250.000 dosis aplicadas.

La información que nos llega

Se podrían cruzar datos, y se podría hacer, para saber si el aumento de las vacunas está vinculado al aumento del autismo. Cuando un niño tiene un problema consecuencia de las vacunaciones sistemáticas, los informes que se emiten nunca refiren que el problema, incluso si es muerte, se ha dado después de la administración de las vacunas. Por este motivo no disponemos de datos que demuestren las secuelas que deja la vacunación, a pesar de que existe el servicio de farmacovigilancia que supervisa todos los efectos adversos que se puedan dar. Pero es que la decisión de si se distribuye o no se distribuye la información que estos equipos recopilan depende del ministerio del interior y es éste el que da la orden de mantener en secreto todos los efectos secundarios y secuelas que producen la vacunas que imponen a la población. Esto es así para los anticonceptivos también. Nunca se ha publicado un anuario que describa los efectos adversos de los anticonceptivos. Así que lo que podemos saber de lo que en realidad sucede con las técnicas médicas que se están implementado sobre la población, lo decide el ministerio del interior y, descaradamente, respaldan unos intereses que no tienen nada que ver con los ciudadanos.

Nuestro derecho

Cuando una persona recibe la indicación de que tiene que ser vacunada, tiene el derecho de reclamar que se sigan los pasos que la ley dicta y que la protegen.

Pasos a seguir para aceptar o rechazar una vacuna (o el calendario vacunal completo):

  1. Solicitar la apertura de una historia pre-vacunal. Esto quiere decir que tiene que hacerte unas pruebas (complejas y profundas) que demuestren que ninguna de las personas que van a recibir esa vacuna (o esas vacunas) puede ser alérgica a cualquiera de los componentes de la misma, el estudio incluye incluso si hay antecedentes entre los miembros de la familia de alguna reacción alérgica frente a cualquiera de esos componentes de la vacuna que quieren administrar. Por ejemplo, si en tu familia se ha dado algún caso de epilepsia, hay vacunas que pueden provocarla, entonces sería muy arriesgado que fuera administrada a cualquier miembro de tu familia. Se trata de un test de 10 preguntas que es un requisito básico tener contestadas antes de ninguna vacunación.Puedes hacer clic en la imagen para agrandarla.
  2. Poder ver el prospecto de la vacuna. Que desde el 2010 los laboratorios han empezado a detallar: los ingredientes que la compones y los efectos adversos que se han dado con ella.
  3. Solicitar el “Consentimiento informado”, que te da la libertad de declarar tu decisión con respecto a la praxis que te indican y firmarla, con lo que tu tomas la absoluta responsabilidad sobre tu decisión después de obtener la plena información sobre de qué se trata el método. Pero has de tener cuidado de que te den el consentimiento informado, porque tienen otros papeles que tienen con el propósito de “clichar” a los que no vacunan. Has de solicitar el mismo consentimiento informado que te darían previo a una operación. Te dejo algunos enlaces con el modelo.

Cómo es el consentimiento informado

http://www.enfermeriasalamanca.com/comision_deonto/consentimineto.pdf

https://www.cgcom.es/noticias/2016/06/16_06_21_decalogo_consentimiento_informado

http://cec.ufro.cl/index.php/modelos-tipo?id=10

La vacunación no va a ser obligatoria por el momento porque las mismas entidades reguladoras han declarado que no va a ser nada fácil cambiar las leyes que hay en las diferentes comunidades autónomas.

Pues, aquí lo dejamos.

Se galante y comparte 😁

Esta entrada tiene 4 comentarios

  1. Vaya Perla. Lo que puedes aprender en tan poco tiempo.
    Gracias Diana y gracias Javier, no os jubile is nunca. Que corra.

    1. Gracias José. Anima mucho que lo digas.
      Por Xavier no puedo hablar, pero por mi te puedo decir que no tengo ninguna intención xD y intuyo que él tampoco.

  2. Muchas gracias Diana. Buen trabajo. Conozco al Dr. Uriarte hace años y es un excelente médico y mejor persona. En los tiempos que corren hay que ser muy valiente para tocar el tema vacunas. Hacéis buen equipo.

    Ana

    1. Muchas gracias a ti Ana. ¡Me enorgullece mucho pensar que hago un buen equipo con Xavier!

Deja un comentario