14. El elemento metal, su clima y su emoción dominante

el elemento metal de la medicina china, su clima y su emoción dominante
Podcast

Podcast

El podcast que te guía hacia una vida saludable.

14. El elemento metal, su clima y su emoción dominante
VIDA EN SALUD

 
 
00:00 / 37:17
 
1X
 

Te doy la bienvenida al Podcast Vida en Salud, el podcast que te inspira y da claves para llevar una forma de vida saludable. Este proyecto es mi iniciativa y yo soy Diana Valeria.

Declaración de intenciones

Este Podcast tiene la intención de difundir información que nos inspira y ayuda a reflexionar sobre qué es salud, preservarla o recuperarla y mejorar nuestra calidad de vida.

Entendiendo la salud desde el punto de vista más amplio que te puedas imaginar, tocamos una amplia variedad de temas que son los muchos aspectos que afectan, influyen y están relacionados con tu salud.

Si quieres proponer algún tema, escríbeme a vidaensalud@dianavaleria.es y haré lo posible por incluirlo en la programación.

Presentación

La semana pasada empezamos un ciclo en que que queremos ir acercándonos contigo al Tao de la salud. En el episodio 12 (dianavaleria.eu/podcast/12) que si no lo has visto te recomiendo pasar por él para comprender mejor lo que tataremos hoy. Pues en este episodio hicimos una introducción al concepto básico en la salud taoísta: vimos las fuerzas del universo Yin y Yang, cómo se compensan en las 5 estaciones o direcciones y como cada una de ellas corresponde a un elemento. Esta semana vamos a ver la estación del otoño, que corresponde al punto cardinal del Oeste y al elemento metal.

Teníamos ganas de avanzar hasta aquí para poder darte algunas pautas que puedes aplicar en este momento. Porque ahora estamos de pleno en el elemento metal.

Y para esto nos volvemos a encontrar con Jordi Gutiérrez, que es nuestro experto en conceptos orientales y nos explicará cómo el elemento metal interactúa con nosotros mediante la climatología.

00:00:00] – Diana Valeria

Hola Jordi ¿qué tal?

[00:00:01] – Jordi Gutierrez

¡Hola Diana! Encantado de volver a verte.

Ubicando el elemento metal en el círculo de los 5 movimientos

[00:00:01]

Y bueno, pues vamos a hablar un poquito más. Vamos a meternos con el elemento metal que representa básicamente el otoño. La energía de otoño y la energía que procede del oeste, el tipo de clima que procede de la zona oeste. Así que bueno pues dentro del cuadro de los cinco elementos el metal representa: cuando la energía yang, que sería el calor el fuego y la distensión, es decir el verano, empieza a decrecer, se empieza a ralentizar su vibración y empezamos a tender hacia la inmovilidad. Que la máxima inmovilidad que se puede adquirir en nuestro planeta sería la energía del invierno. Cuando todo está contraído, incluso cuando el agua esta contraída y se convierte en nieve. Cuando todas quiere su forma más densa.

Cómo vivimos nosotros el elemento metal

[00:01:01]

Así que bueno, pues el metal sería el momento en que la energía empieza a decrecer. Se parece al otoño, el metal también se parece al atardecer y a todos aquellos momentos en los que nos puede invadir una… más o menos agridulce melancolía. Todos esos momentos en los que la energía de verano, que es la alegría, desciende baja de nivel, y esa esa pérdida de la alegría, pues por ley natural, nos produce un cierto punto de tristeza es…

[00:01:38] – Diana Valeria

Entonces sería por ejemplo como: es mi cumpleaños y hemos organizado una fiesta y estamos en la fiesta disfrutando todos. Ahí sería el momento álgido del verano. Entonces se termina la fiesta los invitados empiezan a irse a su casa y de alguna manera pues como que, ahí vendría la energía del otoño donde, bueno, la fiesta manifiestamente se está terminando, el bullicio se acaba nos vamos quedando más solos y empezamos a entrar, pues en el momento en que recordamos más bien lo bien que lo has pasado ¿no?

[00:02:13] – Jordi Gutierrez

Si. Eso sucede pues todos los días, es decir cada tarde nos ocurre. A media tarde, sobre todo cuando ya se acerca el otoño y el invierno, empieza a irse la luz del sol, estamos en una cierta penumbra y la verdad es que la tristeza es palpante entonces es totalmente fácil de sentir, además es inevitable. Que a veces solo tienes que poner música, o encender las luces y se pasa.

[00:02:44] – Diana Valeria

Bueno, a veces lo que pasa, me parece a mí, que la tenemos tan integrada, es tan normal porque pasa todos los días,. que a lo mejor casi no nos damos ni cuenta. La vivimos sin vivirla, sin ser conscientes a lo mejor.

[00:02:58] – Jordi Gutierrez

Sí. También influye el hecho de que estamos muy ocupados, de que hay mucha gente, pues que funciona con horarios diferentes a los de la naturaleza, sea por trabajo, por múltiples obligaciones. Y hay una cosa que no la tenemos muy en cuenta frecuentemente pero debemos apercibirnos de que hay mucha gente drogada por ahí. Que no está respetando sus ciclos, y drogada puede ser con alimentos con azúcares, con medicamentos, o con mil cosas, con alcohol, con tabaco, con café..

[00:03:35] – Diana Valeria

Con inputs, con la información que distrae ¿también puede ser?

[00:03:41] – Jordi Gutierrez

Si, cualquier cosa que no nos permite apercibirnos del momento presente.

[00:03:45] – Diana Valeria

Exacto, si.

El clima nos influye

[00:03:45] – Jordi Gutierrez

Entonces, en el fondo, queramos o no nos influye el clima. Lo que pasa es que si cedemos a él y nos dejamos llevar por los impulsos de la naturaleza, la vida es mucho más fácil. Si nos resistimos pues, es como nadar contracorriente.

[00:04:03]

Bien, pues de todos estos climas, claro, tenemos los cuatro climas que nos empujan y que nos mueven a diario. Nos mueven durante el ciclo de 24 horas, nos mueven durante los 28 días del mes lunar, nos mueven también durante las 4 Estaciones del año y durante otros ciclos más largos.

[00:04:27]

Pues bueno, el otoño representaría ese momento del que estábamos hablando, de que no deberíamos estar a lo mejor en el gimnasio, si no deberíamos estar dejando que la energía frene.

[00:04:42]

No es que estemos tirando nuestra energía la basura, es que la sangre solo puede estar en uno de los dos sitios: o están los músculos realizando actividad física, o está en los órganos internos realizando el mantenimiento.

[00:04:56] – Diana Valeria

En los músculos o en el cerebro el cerebro… ¿si, no?

[00:05:01] – Jordi Gutierrez

Si. Los músculos el cerebro. Sobre todo en el aparato locomotor, que es el que nos mueve a la actividad, a la lucha, a las actividades de fuerza física. A todo lo que requiere esfuerzo.

[00:05:13]

Entonces hay un ratito en el que en el que la naturaleza se aquieta, el sol deja de calentar la Tierra, comienza a venir el fresquito, la humedad… Y en esos momentos, pues es cuando nosotros aprovechamos y acorde con el clima, nos recogemos un poco, nos resguardamos. Ya no está el sol para ampararnos en el exterior. El clima se vuelve más desapacible. Pues nos recogemos y descansamos un poco… o entramos al menos en estado alfa, en el estado en el que estamos a punto de dormirnos, para conseguir que la sangre vaya a lo más recóndito de nuestro cuerpo hacer la limpieza.

[00:05:55]

Ya como estación, el otoño, pues son 3 meses en los que va a predominar un tipo de actividad orgánica determinada. Cuando en otoño la energía empieza a decrecer, el hígado se para. No hagas una cura de hígado en otoño, porque no funciona. Porque el hígado no le da la gana de sacar las toxinas, no va a tener fuerza.

[00:06:22] – Diana Valeria

Está recogido.

[00:06:23] – Jordi Gutierrez

Si. Está haciendo reposo.

El órgano predominante de la estación

[00:06:25]

Y entonces empieza a funcionar el pulmón. Junto con su compañero el intestino grueso, se dedican a gestionar las toxinas. Esta vez en forma de mucosidad.

[00:06:37] – Diana Valeria

¡Y tanto! Cuantos resfriados, gripes, pulmonías y bronquitis hay ¿no?

[00:06:42] – Jordi Gutierrez

Si, si si. En otoño, el pulmón, pues lo que hace es coger las toxinas y envolverlas en mucosidad y hacerlas salir

[00:06:54]

Si son poquitas toxinas, la sacará por la nariz. Una rinitis ¿no? mucosidad de nariz. Si hay más esas toxinas, con sus mocos, pues te los tragas y se expelen por el intestino grueso. Y si son más todavía es decir por ejemplo por un resfriado una infección entonces utilizará el órgano más grande que tenemos que es la piel y sacará todas estas toxinas mediante el sudor.

[00:07:25]

Así que el pulmón está hiperactivo en otoño. Muchos resfriados que tenemos en otoño no son resfriados. Si no tenemos sintomas febriles, no es un resfriado. Solo es una crisis curativa, es decir que el pulmón está intentando hacer limpieza. Entonces bueno, pues esa va a ser la parte predominante. Así como la energía del hígado, a nivel anímico, sería la rabia la actividad y la creatividad, unas emociones muy activas.

[00:07:57] – Diana Valeria

Que ponen en marcha.

La emoción predominante

[00:07:57]

Exacto. En otoño vamos a tener una energía que tiene muy mala prensa, que es la tristeza y la melancolía. Es aquello que decías antes, de que se acabó la fiesta, o como el último capítulo de Verano Azul y la canción el final del verano del Dúo Dinámico: todas esas cosas que se acaban.

[00:08:23]

Entonces la energía metal, la energía otoño, lo que nos sugiere, pues es un sentimiento de mirarnos hacia dentro, de bajar la cabeza y mirar a nuestro interior, como a mirarnos el pecho y sentir todo aquello que nos duele por haberlo perdido o por no haberlo conseguido.

[00:08:44] – Diana Valeria

Sería un momento como de mirar un poco atrás ¿no, de hacer recapitulación, o cómo?

[00:08:48] – Jordi Gutierrez

Sí bueno, es como lo que cantaba Serrat: no hay nada más bello que lo que nunca he tenido y nada más amado que lo que perdí. Cualquiera de las dos cosas: lo no logrado, o lo logrado y perdido, te da esa sensación de melancolía, de qué te falta algo.

[00:09:08]

El otoño sirve, en realidad, para sacar la emoción positiva. La emoción negativa sería la tristeza, la que no nos gusta, la que es desagradable… la emoción positiva sería la aceptación. El pasar página, el dejar pasar. Por eso a veces una buena diarrea de otoño te quita un montón de tristezas del medio. Porque bueno, sacas un montón de mucosidad, tiras un montón de toxinas.

[00:09:40] – Diana Valeria

Que mucosidad seria aquel apego ¿no, también? La mucosidad que nos deja pegados, que tiene tendencia a apegarse.

[00:09:40] – Jordi Gutierrez

Si, además es que es así. Nuestro organismo, a veces, no distingue de una toxina fisiológica a una toxina mental.

[00:09:41] – Diana Valeria

Bueno es lo mismo, la una genera a la otra y la otra genera a la una.

[00:09:41] – Jordi Gutierrez

Si, son toxinas. Pero fíjate, lo curiosos que somos, lo que somatizamos.

[00:09:41] – Diana Valeria

Pero que la toxina física se convierte también en una toxina mental y la toxina mental se convierte en una toxina física. Van juntas.

[00:09:41] – Jordi Gutierrez

Por lo menos, sacamos moco con las dos. Es decir, da igual que moquees porque está sacando unos microbios que tienes en la nariz, o que moquees porque te ha dejado el novio. Es exactamente lo mismo. Es decir decir el excipiente es el mismo. Usamos los mocos para expulsar los microbios y para expulsar la tristeza de la misma manera. En el fondo vamos acordes con la naturaleza: cuando lloramos generamos muchísimas endorfinas con las lágrimas, entonces eso es como un antidepresivo. La mucosidad, la sensación de sacar mocos y llorar y sacar mocos por la nariz, nos da la sensación de que estamos expulsando algo. En realidad estamos intentando expulsar de nuestro interior el recuerdo de aquello que hemos perdido, el recuerdo doloroso. Así que lo hacemos fisiológicamente.

[00:11:17] – Diana Valeria

Yo tengo… Mira yo una vez me acuerdo que vivía en mí episodio de otoño y tenía un llanto inconsolable y en realidad no sabía porque empezaba a llorar y me di cuenta de que a medida que las lágrimas brotan de mis ojos, a través de esas lágrimas yo podía ver cuál era la tristeza, o cuál era el motivo de esa tristeza, que antes no conocía. Y entonces llegué a la conclusión de que las lágrimas se dan para que yo pueda ver qué es lo que está pasando dentro de mí.

[00:11:54] – Jordi Gutierrez

Si, es posible. Es un buen enfoque es interesante, porque a las mismas endorfinas que provocan las lágrimas te acaban dando claridad mental. El principio de un llanto es histérico, porque claro, emociones puras no tenemos siempre. Estamos hablando de tristeza de otoño, pero la tristeza cuando te hace daño es porque está mezclada con miedo. O sea que estamos jugando con energía de invierno mezclada con energía de otoño.

[00:12:24] – Diana Valeria

Porque la energía del miedo es la energía de invierno.

[00:12:26] – Jordi Gutierrez

Y si además el llanto es histérico, debe haber una parte de energía de verano. Una mezcla de alegría y tristeza que produce histeria.

Gestionando la tristeza otoñal

[00:12:39]

Entonces claro como nunca son en estado puro a veces va bien cuando ese llanto que sentiste se volvió sereno, entonces tuviste la claridad para ver lo que había. Para ver las causas para ver el proceso y a la vez para poder ser testigo de tu propia aceptación, en el fondo.

[00:13:03] – Diana Valeria

Claro. Es que solo puedes aceptar lo que ves. Y si no lo expresas no lo ves.

[00:13:03] – Jordi Gutierrez

Exacto. No conviene tirar las cosas de los armarios sin mirarlas. No sabes nunca lo que has tirado y lo que no. No sabes lo que has tirado. Además no la has tirado con conciencia, no te has despedido. Así que echarás de menos algo que no deberías echar de menos.

[00:13:27] – Diana Valeria

A lo mejor si. A lo mejor estás llorando por algo que aún conservas sin saberlo, o estás pensando que conservas algo que ya no tienes, si no has podido vivir el proceso de qué está pasando en cada momento

[00:13:41] – Jordi Gutierrez

Es vivir el presente en el fondo, es estar vivos. Es llevar unos horarios acordes con la naturaleza porque eso te da la facilidad de sentir las emociones de cada una de las etapas del día o de cada una de las estaciones del año.

[00:13:59]

Pero yo creo que esto que estamos haciendo, de poner hincapié en todos estos ciclos y de qué manera se manifiestan así de forma general y como para todos, es muy bueno también para ayudar a poder poner más atención en cuál puede ser el aspecto vital que estamos viviendo en cada momento y poderlo aceptar y dejar manifestar.

[00:14:24]

Si si, es cierto. Y la relación entre ellos. Porque bueno, ahora estamos hablando de la energía de otoño pero la estamos poniendo en relación con el resto de las estaciones del año, porque somos un todo y porque en otoño no son tres meses de atardecer . Cada día hay un amanecer, hay un mediodía, hay una media noche. Aasí que la alegría, la rabia, el miedo… están ahí todo el día. Sabes que durante 3 meses va a predominar un sentimiento, que lo podríamos llamar melancolía, en negativo y en positivo lo podríamos llamar tirar la basura o hacer un Feng Shui de tu vida.

[00:14:59]

Es como una valoración de en qué punto estás y tal, antes de encerrarte en la cueva ver qué es lo que me llevo. Qué es lo que guardo para el proceso de invernación, al que voy a entrar. Que es lo que voy a conservar para este proceso y qué es lo que ya tiro o qué en qué punto estoy digamos no al revés.

Cómo influye la sociedad

[00:15:24]

Mira lo que pasa es que claro, como va asociado a unas emociones y a unas enfermedades que no son nada populares. Es decir no sé, la gente que va con energía de primavera, que van siempre cabreados, son aceptados públicamente no pasa nada.

[00:15:40] – Diana Valeria

Y ya no digamos el verano. ¡La alegría, la fiesta! La sociabilidad…

[00:15:40] – Jordi Gutierrez

Si, la gente alegre y sonriente tiene muy buena prensa. La gente de invierno, la gente asustada, o sea con fobias, como los hay a patadas, pues también.

[00:15:57] – Diana Valeria

Está normalizado.

[00:15:57] – Jordi Gutierrez

Si, la gente lo acepta. Ahora bien, una persona triste, la gente huye como si fuera un apestado, porque se contagia. De hecho de una persona resfriada la gente huye como si fueran un apestado, porque se contagia también. Da lo mismo que sea resfriado o triste, o las dos cosas. Porque además tienen la misma postura: con la cabeza mirando a los pies, encogidos, moqueando, con los ojos llorosos y con unas ganas de pegarle una colleja que te entra!

Yendo hacia la aceptación

[00:16:30]

Así que de alguna forma la sensación que te transmite una persona con energía de otoño provoca el rechazo de toda la humanidad.

[00:16:41] – Diana Valeria

¡Pero es el rechazo que tenemos hacia ese propio estado en nosotros!

[00:16:41] – Jordi Gutierrez

¡Claro, es que todo el mundo teme contagiarse!

[00:16:41] – Diana Valeria

No queremos vivirlo.

[00:16:50] – Jordi Gutierrez

Claro, nadie quiere pasar por eso. Pero es que si no pasas por ahí… la tristeza en el fondo es un momento. Mira: la rabia es un instante, la alegría máxima también es un instante, un orgasmo duran nada y menos, el el miedo profundo, el terror el pánico, duran nada también. Y la tristeza también tendría que durar un instante.

[00:17:11] – Diana Valeria

No pero la arrastramos.

[00:17:13] – Jordi Gutierrez

Sí, porque la mezclamos con la mente. La queremos analizar. Deberíamos sentirla. Solo la sientes, la lloras…

[00:17:24] – Diana Valeria

Yo creo que es porque la rechazamos.

[00:17:24] – Jordi Gutierrez

Siii.

[00:17:24] – Diana Valeria

La arrastramos porque la rechazamos. Estás siempre ahí como queriendo salir…

[00:17:29] – Jordi Gutierrez

Si, es muy ambivalente. La rechazamos y no queremos verla, por otro lado la gente que entra en estado de tristeza se queda.

[00:17:40] – Diana Valeria

Si también es verdad .

[00:17:42] – Jordi Gutierrez

Y no se menean y entonces les diagnostican una depresión crónica que es algo que no debería existir en la naturaleza. Porque eso es como si fuera otoño siempre.

[00:17:51] – Diana Valeria

Si, como si estuvieras en un único clima.

[00:17:51] – Jordi Gutierrez

Es imposible no puedes estar en otoño toda la vida.

[00:17:55] – Diana Valeria

Bueno, hay zonas del mundo en que no varían mucho las estaciones.

[00:17:55] – Jordi Gutierrez

¿Pero tienen estación de lluvias?

[00:17:55] – Diana Valeria

Lugares de Venezuela o de Colombia,

[00:17:55] – Jordi Gutierrez

Si, en el ecuador, tienen la estación de Sol Sol y la estación de lluvia.

[00:18:02] – Diana Valeria

Bueno, hay variaciones pero pocas.

[00:18:12] – Jordi Gutierrez

Lo único que no hay son las estaciones intermedias. Por eso las lluvias son una barbaridad y el calor es extremo también.

[00:18:24] – Diana Valeria

¿Entonces el caracter de las personas que nacieron y viven allí, serían también como el clima?

[00:18:29] – Jordi Gutierrez

Si, y predomina la alegría. Porque en el fondo la estación de las lluvias no es tan grande como la estación de calor. La estación de las lluvias suele durar la mitad que la estación de calor. Así que les cae toda el agua del mundo en dos meses o tres y el resto del tiempo, pues hace sol y buen tiempo y alegría.

[00:18:46]

Si es verdad eso, son bailongos. De ahí se crearon la salsa.

[00:18:50]

Si. El reír, el estar al aire libre, el hacer vida social. El calor no da para trabajar mucho, pero con alegría pues, con baile, con música, cantando, riendo, pues se sobrelleva muy bien.

[00:19:04]

Así que bueno, la energía otoño es que es la más… la que tiene peor prensa, sobre todo a nivel actitud.

[00:19:13] – Diana Valeria

Pero es la más regenerativa, por otro lado ¿no, podríamos decir?

[00:19:24] – Jordi Gutierrez

Si te sabes estar ahí un poquito y sentirla con conciencia, el otoño es una liberación. Es cuando tiras. Y una cosa que no he dicho y que es fundamental es que lo positivo del otoño, es que es época de cosecha. Tú sembraste en primavera, el sol coció esos alimentos en verano y tú lo recoges en otoño, para poder comerte los en invierno que no habrá comida. Así que en otoño lo que haces es cosechar aquello que sembraste y por eso sí sembraste mal en primavera en otoño te quedarás en la tristeza, de ojalá hubiera sembrado más amor, ojalá hubiera hecho trabajo previo, ojalá hubiera guardado comida, ojalá hubiera plantado. Así que en el fondo estás echando de menos todo aquello que tú no has hecho. Así que entras en un poco en culpabilización, en pena, porque te echas la culpa a ti o a tu entorno, da igual. Pero es fácil quedarte en la tristeza, porque tienes la sensación de no tener nada.

[00:20:31] – Diana Valeria

Claro. Esto puede ser así y que sea un sentimiento real, porque realmente tú no has hecho todo lo que podías haber hecho, pero también, me viene ahora, que puede ser irreal, un poco inducido, porque vivimos dentro de unas normas sociales, generadas por un sistema educativo, un sistema de comunicación ¿no? Todos los input que recibimos, pues exigen de nosotros como un estándar, que a lo mejor no es válido para todo el mundo y hay personas, pues que no lo alcanzan. Porque realmente tampoco tienen interés, o no tienen el momento para cumplir según qué tipo de objetivos, que son impuestos desde fuera. Y, a lo mejor, también podría ser que también la sensación de no haber hecho suficiente, tuviera que ver con esto impuesto, sin que sea…

[00:21:25] – Jordi Gutierrez

Incluso la idea: “no tengo nada”… ¿comparado con quién?

[00:21:30] – Diana Valeria

Con quien, o de qué tipo de cosa no tienes nada ¿no?

[00:21:30]

Yo no me quejo nunca de no tener dinero. Cuando lo tengo, lo tengo. Cuando no, no. Y cuando en otoño me dejo sentir un poco que es lo que me falta, pues bueno, lo que procuro es aprender a prescindir de eso. Que bueno, en esta vida, pues te puedes pasar unos cuantos años, o décadas, acumulando cosas, pero luego más vale que vayas tirando cosas antes de morirte. No sea que vayas a dejar más basura en la humanidad.

[00:22:04]

Así que bueno, en otoño tenemos la posibilidad: primero, si hemos sido buenos y hemos hecho nuestro trabajo en primavera. Que es sembrar y en verano, qué es ser felices, en otoño cosechamos. Osea en primavera haces mucho esfuerzo, trabajas mucho y creas algo, en verano dejas que fructifique solo y tú te diviertes. Te haces feliz a ti mismo. Y en otoño vuelves aquello que sembraste y ves lo que lo que ha fructificado y lo recoges. Y luego en invierno te recoges en tu en tu cubil y te comes, administrando bien, todo aquello que has recogido. Así las estaciones pues fluyen, tú fluyes con ellas, aprendes, cada año hacer las cosas mejor, cada año la vida te hace más feliz, cada año sabes hacerte más feliz a ti mismo. El otoño entonces, tiene esa belleza, pues de las hojas rojizas, mezcladas con las hojas amarillentas. Del chasquido que hacen las hojas en el suelo cuando las pisas, de esos cielos de diversos colores, de esos ratitos que vas abrigado por la calle y a veces tienes calor a veces tienes frío. Sensaciones ambivalentes que en el fondo están representando que un verano está desapareciendo del todo y un invierno se va aproximando.

[00:23:35]

Todo termina, todo cambia, todo se transforma, fluye y por lo tanto nunca nos vamos a quedar en esa parte negativa, o en ese momento negativo.

[00:23:45] – Diana Valeria

Bueno, si entendemos como negativo…

[00:23:48] – Jordi Gutierrez

No, es que no hay nada negativo.

[00:23:48] – Diana Valeria

Yo no lo vivo como algo negativo. La melancolía, incluso la tristeza. Le tengo un cariño a ello también.

[00:23:51] – Jordi Gutierrez

Noooo. Es como un trampolín ¿eh? Te dejas caer por ella, primero, y luego cuando te levantas, te levantas con mucha fuerza. Sobre todo, además te ayuda a tirar cosas. Todos los problemas de tipo tristeza, melancolía, o depresión, se solucionan borrando algo de tu vida, eliminándolo de tu vida. Siempre se trata de soltar. Entonces cuando cuando ya has ha soltado lo que te sobra, entonces puedes recoger todo aquello que has sembrado.

[00:24:33] – Diana Valeria

Bueno. Antes has dicho una palabra que a mi me gusta mucho, que es la aceptación. A veces hay un llamado dentro de un aspecto de tu vida, de algún aspecto de tu ser, que.. o algún episodio, que está llamando ahí para ser aceptado, porque no lo estás queriendo ver, no lo estás queriendo mirar, no estás queriendo reconocerlo. Y bueno, a lo mejor se trata de poder entrar en esa sala y aceptar todo lo que hay, reconocer que existe, que está: aceptarlo, para luego poder cerrar la puerta y seguir tu camino ¿no?

[00:25:14]

No sé a lo mejor… Yo cumplo años en otoño y para mí en un renacer, es una renovación. A lo mejor es una experiencia muy subjetiva.

[00:25:24] – Jordi Gutierrez

Bueno. Te sube la energía con el cumpleaños, así que está bien. Con una cosa compensa la otra. Pero sí es cierto, la cuestión es que si en cada momento vives en la situación actual, el clima actual, la estación del año, o la hora del día, te dejas sentir la emoción, siempre te va a enseñar algo. Si hay un momento a media tarde en que sientes tristeza es porque te falta algo, seguro. Piensa que te falta y también de paso piensa que te sobra y a ver que puedes tirar. Que eso siempre va muy bien.

Aprendiendo a tirar lo que no es necesario

A veces coger una bolsa de basura negra de esas. La pones en al lado de la puerta de la calle abierta y le vas echando cosas. Y es una buena forma de ir de ir quitando. La bolsa está ahí, sabes que cuando se llene la tendrás que bajar. No puede volver atrás porque está en la puerta de la calle, te será muy difícil traerla hacia adentro.

[00:26:23]

¿Pero qué es lo que tirarías en esa bolsa?

[00:26:23]

Pueden ser cosas simbólicas, o puede ser un dibujo que hagas de una persona con la que tienes un conflicto. Porque de todos los apegos… son muchos años de consulta y de instrucción que llevo, los mayores apegos que he visto en las personas son al conflicto: a un conflicto. Parece mentira, a veces, lo fácil que es olvidar un amor y lo que te cuesta olvidar a una persona que odias. Así que la gran mayoría de veces es intangible aquello que tendrías que tirar.

[00:27:04]

Tienes toda la razón además. Muchas veces tendemos a buscar el conflicto en todas las relaciones, o en todas las situaciones en las que nos encontramos. Y repetirlo, siempre el mismo. Es como si tuviéramos una cierta adicción a un cierto tipo de conflicto y esto también lo observado en muchas personas.

[00:27:21]

Si, es una parte de nuestro crecimiento pero bueno, pues es algo que deberíamos abandonar después de la adolescencia, después de nuestra etapa primavera, que es la adolescencia, ahí es cuando tenemos una efervescencia enorme de rabia, agresividad, porque nos rebelamos contra el mundo, porque queremos mejorarlo. Así que nos oponemos. Luego cuando ya entras en otoño, ya los que tenemos una cierta edad, pues casi que nos toca ir tirando cosas y sobre todo conflictos y reticencias y racismo y xenofobias y todo aquello que que nos separa de los demás. E incluso, por supuesto, todas las relaciones tóxicas.

[00:28:03]

El otoño con esa sensación agridulce de frío y calor alternándose. Porque no no se suceden de una forma suave. A veces tiene altibajos ¿no? a veces sientes, pues frío sol y frío a la vez por ejemplo.

[00:28:24]

El otoño te remueve lo suficiente como para que te entren ganas de tirar cosas. De tirar aquello que te sobra y bueno, de vez en cuando los frutos que recoges plantados en primavera, muchas veces en otoño te los encuentras casi sin esfuerzo. No tienes que hacer mucho para recogerlos. Entonces, si te quedas con eso, con que te está viniendo abundancia y con que estás tirando todo aquello que sobra de tu vida, vas acordé con la estación, no vas a sufrir las enfermedades físicas del otoño, que son sobre todo muchos resfriados, enfriamientos que vienen en la parte alta de la espalda. Y tampoco vas a sufrir las enfermedades mentales, emocionales propias del otoño. Que sería la tristeza profunda la depresión y la inmovilidad.

[00:29:19] – Diana Valeria

Muy bien pues con estos consejos nos quedamos y vamos a dejar aquí el episodio de hoy. Seguiremos hablando de otros aspectos del elemento metal y otros aspectos de otros elementos. Seguiremos abordando la visión Tao de la salud, desglosándola, en otros episodios.

Espero que le saques muucho partido a lo que hemos stado hablado hoy y que te sirva en tu día a día. Ya sabes cómo has de gestionar tus días y tus sentimientos durante este otoño para evitar procesos agudos o graves y vivir en mayor plenitud esta profunda estación.

Peticiones

Si te ha resultado interesante este episodio, te animo a que lo compartas: por email, por whatsapp, por tus redes sociales de preferencia, por dónde se te ocurra.

Si tienes amigos, familiares o vecinos que estén interesados en vivir de forma saludable, hazles saber que existe Vida en Salud.

Si quieres, puedes utilizar para compartir la página de facebook, o el usuario de Instagram. Ambos los encontraras como podcastvidaensalud, escrito todo en minúsculas y sin espacios.

Las valoraciones, comentarios y me gusta le dan visibilidad al podcast y harán que pueda llegar a más gente, así que regálame alguno y veamos crecer la comunidad.

¿Te gustaría proponer un tema o tienes preguntas?

Escríbeme a vidaensalud@dianavaleria.es, o deja un comentario en la sección de comentarios de las notas del programa, en el pie de esta página.

¿Te gustaría recibir un aviso cada vez que publique un nuevo episodio?

Pues suscríbete: dianavaleria.eu/suscripcion, o al canal de Telegram: @podcastvidaensalud

O suscríbete al podcast en el reproductor de podcast que estés utilizando (iTunes, Ivoox, Spotify, …)

Agradecimientos

Agradezco mucho que me escuches. Gracias por acompañarme en este viaje en que juntas nos proponemos mejorar un poquito a nuestra amada humanidad.

Agradezco también a Kitflus el apoyo al cederme las fantásticas melodías que animan la cabecera y el final de cada programa ¡Me encantan!.

Te dejo sus datos de contacto para que lo contactes si quieres que te componga y te grabe una música personalizada para algún evento especial:

Email: Email: kitflus@kitflusound.com

Si tu también quieres apoyar al podcast para que dure muucho, mucho tiempo y pueda ir mejorando sus contenidos, te animo a que hagas un donativo: dianavaleria.eu/donar, aunque sea pequeño será de gran ayuda, pero si es grande, ayudará más.

En el próximo episodio te hablaré de un interesante concepto japonés para aumentar la expectativa de vida, osea para vivir más años en mejores condiciones, es decir: en mayor salud.

Despedida

Que pases muy buenos días y excelentes noches. ¡Hasta la próxima!

Se galante y comparte 😁

Deja un comentario