Hoy quiero presentarte a un compañero de camino: Jordi Cavaller. Hace muchos años que nos conocemos, y en el transcurso de nuestra amistad él descubrió su pasión, su vocación: la Bioconstrucción de Cúpulas Geodésicas o Domos. Los Domos son construcciones arquitectónicas geométricas que pueden ser usadas incluso como vivienda.

A mi entender, usarlas como vivienda es de lo más recomendable. Ya que las construcciones geonétricas tienen muy buenas cualidades para la expansión en  armonía de la vida.

Su cualidad geométrica les confiere una capacidad resonante del campo magnético humano. Lo que viene que significar que si duermes, y pasas tiempo dentro de una cúpula geodésica tu campo magnético se puede expandir sin limitaciones. En cambio, si duermes y pasas tiempo dentro de un cubo tu campo magnético no tiene esta posibilidad, porque las 4 paredes distribuidas de esta forma entorno a tu cuerpo inhiben la resonancia de las frecuencias de tu campo vibracional.

El resultado de vivir confinados en cubos, de pasar muchas de las horas de nuestras vidas dentro de ellos es la enfermedad. Porque nuestro “cuerpo electromagnético” necesita expandirse para mantenerse en equilibrio y el desequilibrio electromagnético deriva en enfermedad.

Te invito a conocer los Domos desde la visión de Jordi.

 

Domos Geodésicos como lenguaje artístico

Soy Jordi Cavaller Badía y voy a intentar transferirte el universo en el que me sumerjo cuando trabajo con las Cúpulas Geodésicas.

Entiendo los Domos geodésicos como un lenguaje artístico lleno de posibilidades, que en su conjunto remite a significados de una gran riqueza e importancia. Partiendo de las matemáticas, el más básico y esencial de los lenguajes, obtenemos unas estructuras de gran coherencia. Estas en gran medida actúan como “recordatorios” de lo que somos en nuestra naturaleza más básica y pura.

Trabajar creativamente con estas estructuras, desde su conocimiento, es un reto muy estimulante. En mi caso me ha conducido hacia formas que producen sensaciones similares a las de las formas de los seres vivos, como cáscaras, hojas, flores .. Tal como sucede en los seres vivos, aquí la base geométrica no entra en conflicto con las líneas curvadas. A menudo uso entramado geodésico combinados con otros elementos, pues veo los domos como un elemento más del mundo que no siempre tiene que estar entero y aparte.

Proyectos a medida

Hago los proyectos mucho en función de las necesidades e inquietudes de los interesados ​​a todos los niveles. Procuro dar la opción de que se impliquen el máximo posible en el proceso creativo. También es fundamental que el domo quede bien armonizado con el entorno, aquí pueden entrar recursos de geometría sagrada. Para mi es muy importante que el resultado final sea realmente acertado, útil y tenga sentido.

Procuro mantener una actitud flexible, para poder empatizar el máximo con el que hay que hacer en cada situación.

Los proyectos y usos pueden ser muy diversos: stand de feria, invernadero, casa domo pequeña, sala para dinámicas de grupo y meditar, sala comedor, recinto para animales, y un largo ect. A menudo uso también técnicas de bioconstrucción, sobre todo la construcción con pacas de paja.

Dentro del Espíritu del tiempo

Estamos viviendo un tiempo donde se tiende a un cambio de valores. Un sector de la gente, cada vez más amplio, considera importante tener un vínculo natural y sano con la tierra, así como con las demás personas y con el espiritual. En cambio sienten que tiene que perder protagonismo el valor dinero, que se ha convertido en el verdadero Diez de nuestra cultura.

Los domos geodésicos tienen un papel dentro de este contexto, por lo que son en sí y porque conectan con la actitud de la autoconstrucción resiliente, la bioconstrució, la ecología, los ambientes neorurales alternativos y de inquietud por el crecimiento personal y la espiritualidad.

Domo Vínculo enfoca el tema de los domos de manera especialmente afín a este momento de renovación y en todo momento quiere abrir puertas en este sentido.