Características que han de tener los árboles alrededor de una piscina
Diana Valeria

Diana Valeria

Apasionada en la salud autoresponsable, la comunicación, la danza y la naturaleza.

4. Qué hacer para conseguir una piscina natural

4. Qué hacer para conseguir una piscina natural
VIDA EN SALUD

 
 
00:00 / 24:42
 
1X
 

¿Quieres apoyar el podcast VIDA EN SALUD?

Si estás siguiendo el Podcast, ya te imaginarás que llevarlo adelante requiere dedicación. Si quieres contribuir a que este programa continúe ¡haz un donativo!

Puedes hacer un donativo recurrente, o donar una sola vez. Solo tienes que escoger el importe o introducir el que tu quieras y seleccionar si quieres que sea recurrente o de una sola vez.

Seleccionar método de pago
Información personal

Dedica este donativo

Details

Notification Details

255 Characters left
Condiciones

Total de la donación: 9€ Monthly

4. Qué hacer para conseguir una piscina natural
VIDA EN SALUD

 
 
00:00 / 24:42
 
1X
 

Si estás siguiendo el Podcast, ya te imaginarás que llevarlo adelante requiere dedicación. Si quieres contribuir a que este programa continúe ¡haz un donativo!

Puedes hacer un donativo recurrente, o donar una sola vez.

Elige cualquiera de los importes que te propongo o escoge la cantidad en el siguiente formulario.

En este episodio comparto contigo los acontecimientos que me han dado la oportunidad de aprender no pocas cosas que se necesitan para llegar a convertir una piscina típica, que depende de químicos (que son agresivos tanto para los bañistas como para el medio ambiente), en una ecológica. En una piscina con agua VIVA, que se integra en el ecosistema del que forma parte y lo beneficia muchísimo.

Te doy la bienvenida al Podcast Vida en Salud, el podcast que te inspira a llevar una forma de vida saludable. Este proyecto es mi iniciativa y yo soy Diana Valeria.

Este Podcast tiene la intención de difundir información que nos inspira y ayuda a reflexionar sobre qué es salud, preservarla o recuperarla y mejorar nuestra calidad de vida. Entendiendo la salud desde el punto de vista más amplio que te puedas imaginar.

Para mi tu salud incluye:

Tu entorno y tu interior, tu familia, tus relaciones, tu trabajo, la sociedad en que vives, tu religión o prácticas espirituales, tu alimentación, tus vecinos, tu comunidad, tus creencias, estudios, tus sentimientos y emociones, tu forma de pensar, las limitaciones con que te encuentras, tu economía y finanzas, el ambiente político de tu país y tu tendencia política, tu cultura, el aire que respiras, tus amigos y enemigos, tus hobbies, tus aversiones, tus elecciones, tu pareja, tus hijos,…
¡En fin! Todo aquello con lo que de una manera o de otra, mantienes contacto.

Así que toco una amplia variedad de temas que son los muchos aspectos que afectan, influyen y están relacionados con tu salud.

Si te interesa la propuesta, te propongo que me contactes y me digas qué aspecto de la salud te está interesando en este momento. De esta manera colaboramos para darle al programa el contenido que tu necesitas. Puedes contactar conmigo en dianavaleria.eu/contacto.

¿Te acuerdas de que hace algunos meses publiqué la historia de nuestra piscina? En esa publicación te explicaba cómo nos embarcamos en la aventura de intentar convertir la piscina que ya estaba en la casa en que vivimos, en lo más parecido a un estanque natural, en una piscina ecológica. ¿Si,? ¿te acuerdas?

Tal vez no tuviste la oportunidad de leer la historia, pero puedes leerla aquí “Convertir una piscina en un ecosistema sostenible” :: (haz clic ahí, es un enlace!).

Ahora que ya sabes la historia inicial de nuestra piscina, te diré que en esta nueva publicación quiero contarte qué ha pasado con ella desde entonces hasta ahora.

El invierno del 2016 conseguimos un agua clara y limpia, y en la primavera daba gusto bañarse ahí. Puse unas fotos en el post que te ha comentado antes, que aunque nos dan una idea del buen aspecto que tenía, no se refleja toda la hermosura que podíamos percibir con la mirada directa.

El agua cristalina, las plantas sanas y fuertes, libélulas volando entre las hojas sobre la lámina de agua, la tortuga feliz nadando entre ellas, nosotros jugando en el agua pura y viva… ¡Qué bonito era todo!

Pero lastimosamente toda esta belleza llena de vida no soportó el verano y colapsó antes de lo que hubiéramos querido. Con la llegada del calor, la vegetación empezó a crecer sin control y se nos fue de las manos. El agua empezó a ponerse verde muy rápidamente y no nos dio tiempo de tener clara una estrategia y reunir los recursos necesarios para reaccionar e implementar las medidas que pusieran freno a esta catástrofe acuática.

Como suele suceder, hubo varios factores que contribuyeron a que el agua se enturbiara tanto. Yo he identificado algunos: medidas que no tomamos o acciones que hicimos a medias o mal. Y te las voy a contar:

Tal vez hubo más factores que yo no he sabido ver ni deducir. Pero tal vez a ti no se te escapen y nos lo puedes explicar para que todos podamos aprender más. Ya sabes, dianavaleria.eu/contacto, o en el apartado de comentarios de las notas del programa.

Vamos a ver, te explico punto por punto.

Es necesario limpiar a fondo la vegetación del jardín acuático en otoño

Si quieres que tu piscina depure el agua por si misma, has de tener un jardín acuático, ya lo he dicho antes y lo vuelvo a repetir, porque esto es crucial: hemos de emular a la naturaleza en sus procesos para hacerlos lo mas eficientes posibles. Al implementar procesos idénticos a los que usa la naturaleza para perpetuarse a sí misma, nos aseguramos de estar colaborando con ella en su propia reconstrucción.

Las plantas acuáticas se alimentan de las plantitas microscópicas que ponen el agua verde y de otros tipos de microorganismos que podrían llegar a contaminar el medio. Gracias a ellas el agua permanece transparente. Durante el otoño es imprescindible cuidar este jardín para evitar lo que nos pasó a nosotros.

En invierno las plantas se recogen y entran en estado de latencia: para soportar los rigores del invierno, sueltan aquello que no necesitan y se mantienen hibernando, esperando a que llegue la primavera con sus temperaturas más suaves y sus días más largos, para volver a explotar de vida.

Pues en este soltar, sueltan hojas, ramas, frutos, flores: todo lo superficial. Las plantas se enfocan en concentrar toda su fuerza en la raíz.  Todo lo que sueltan cae al agua depositándose en el fondo, convirtiéndose en pura materia orgánica. Esa materia se va a ir “compostando” dentro de la piscina y ese compost se irá convirtiendo en alimento para las plantas microscópicas que ponen verde el agua de la piscina y para todo tipo de microorganismos. Microorganismos que si crecen en gran número, además contaminarán el agua.

El agua necesita una cierta población de microorganismos para mantenerse estable, el problema viene cuando ese número es demasiado elevado. Cuando hay muchos microorganismos, el agua es tóxica para los seres vivos (para algunos más que para otros. Nosotros, los humanos, somos muy vulnerables y enfermamos fácilmente con la presencia de amebas, bacterias, hongos, levaduras)

Podar y retirar las hojas, restos de frutos y flores en otoño, evitará que éstos se sumerjan en el agua y facilitará que mantenga su equilibrio.

El tipo de árboles que puede haber alrededor de la piscina

En verano la sombra de un árbol resulta agradable sea donde sea que esté. Incluso nadando en la piscina se agradece que te protejan del potente sol estival. Si queremos tener árboles junto a la piscina, hemos de seleccionarlos según sus características.

El olivo que crece junto a la piscina de casaLos árboles de hoja caduca, los que dan semillas (avellanos, nogales, almendros) o los frutales, no son los más adecuados. Y es otra vez por lo mismo, si dejan caer las hojas o sus frutos, sobre la lámina de agua de la piscina, pasarán a formar parte de la comilona para los microorganismos y para algas microscópicas y serán cada vez más numerosos, disminuyendo la calidad del agua y enturbiándola hasta dejarla completamente verde, e incluso densa, como barro. Un agua cuando está en estas condiciones, es morada de mosquitos y poco más.

 

En una de las esquinas de nuestra piscina hay un hermoso olivo que deja caer más de la mitad de su producción al agua. Pensamos en la posibilidad de podarlo, pero nos apena mucho eliminar un árbol tan noble.

Entonces hemos decidido hacer una carpa que proteja la sección de la piscina que queda debajo del olivo. Aún está en proceso de diseño.

Podar y retirar las hojas, restos de frutos y flores, evitará que éstos se sumerjan en el agua y facilitará que mantenga su equilibrio

 

Un skimmer flotando en la piscina, mantiene limpia la superficie

Un skimmer es un invento que permanece flotando por la superficie de la piscina “salvando” del “ahogo” a todos los restos vegetales y los insectos que caen dentro y se quedan flotando. Todos estos “seres vivientes” flotan durante unas horas o unos días, no más, porque su destino es de nuevo el fondo de la piscina, donde empezarán a descomponerse, convirtiendo el agua en un festín para ya sabes quienes.

Pero si pones un Skimmer, esto se minimiza.

El Skimmer atrae y “pesca” material flotante con su red, evitando que se hinche de agua y se hunda por el aumento de peso. Luego, retiras la red y tiras su contenido al compostador o sobre alguna plantita o cultivo que lo agradecerá mucho, porque es materia muy nutritiva.  

En este vídeo puedes verlo en acción.

Los microorganismos “buenos” mantienen el agua limpia

He estado diciéndote todo el tiempo que hemos de mantener a raya la población microbiana del agua. Esto puede haber creado en ti la idea de que los microorganismos son indeseables y dañinos. Pero no es siempre así. Hay microorganismos que son dañinos para nosotros, pero los hay que nos benefician.

Una colonia controlada de cierto tipo de microorganismos mantiene el agua en óptimas condiciones. Estos microorganismos se alimentan de aquello que contamina el agua sin añadir residuo ninguno, al contrario: mejoran la absorción de nutrientes de las plantas que depuran el agua.

Lo que hacemos nosotros es reproducir los microorganismos que se forman naturalmente en el sotobosque que son los encargados de procesar toda la materia orgánica que se acumula en el suelo. Éstos se alimentan de estos materiales que se acumulan, convirtiéndolos en minerales y enzimas que las plantas aprovechan, cerrando así el impecable ciclo de reciclaje de materiales que compone nuestro planeta.

Estos cultivos de microorganismos de montaña los usamos para mejorar el suelo y facilitar la absorción de nutrientes por parte de las plantas (de esto ya os contaré en otro episodio) pero también los añadimos al agua de la piscina para que ayuden a la descomposición de la materia orgánica, convirtiéndola en un producto fácilmente absorbible por las plantas acuáticas.

Se han llevado a cabo con mucho éxito algunas pruebas con cultivos de microorganismos para limpiar de polución severa algunos ríos y estanques. Aunque menos de las que hubieran sido deseables y necesarias.

Si te interesa saber cómo prepararlos, contáctame para pedirme que lo explique. El formulario que necesitas para esto lo encontrarás en dianavaleria.eu/contacto

El agua estancada se pudre, hay que mantenerla en movimiento

Si, esto seguro que ya lo sabes. Y para evitar que el agua se pudra ¿sabes qué es lo mejor que podemos hacer?

Pues es muy fácil. Sólo hay que poner una pequeña bomba en el agua. Una bomba que le imprima movimiento y genere corrientes internas en la piscina. No ha de tener mucha potencia, con una pequeña de 12 v, como las que se usan en los acuarios, es suficiente.

Este conocimiento lo he de agradecer a Luis Maza de elverdecillo.com, que me recomendó ponerla en cuanto supo que estaba intentando conseguir un estanque a partir de una piscina.

El agua que se mantiene en movimiento, siempre está limpia y cristalina, no hay agua verde si ésta se mueve

Nosotros escogimos una que lleva una placa fotovoltáica incorporada y cuando hay una cierta cantidad de luz se pone en marcha.

La bomba mueve el agua oxigenándola y el oxígeno añadido evita que las algas microscópicas proliferen y pongan el agua verde. Pero no solo eso. Con su movimiento además distribuye los miroorganismos por todo el volumen de agua contenida en la piscina, facilitando que éstos puedan “limpiar todos los rincones”.

¿Y cómo limpian los microorganismos? Alimentándose de los restos de materia orgánica que hay en el agua y producen un residuo que es muy nutritivo y de fácil asimilación para las plantas del jardín acuático que hay dentro de la piscina.

Tener animales en la piscina, no es una buena idea

Peces, tortugas… Se ven tan bonitos nadando a sus anchas por la piscina ¡y aportan tanta vida!

Además contribuyen a mantener limpia el agua comiéndose los restos de materia vegetal y así no se pone el agua verde.

 

los peces en una piscina ecologica, no son una buena idea

Pero los animalillos vierten sus desechos en el agua. Osea, cagan y mean en la piscina, y esto añade más materia orgánica (esta vez no vegetal, si no animal) a los restos de la descomposición de los vegetales. Y esto si que pone en serio peligro la calidad biológica del agua.

Tenemos un pequeño estanque con carpas en otra zona del jardín. En él pusimos unas carpas. Algún compañero de casa decidió que la tortuga que habíamos encontrado dentro de la piscina, al limpiarla un año atrás, iba a ser muy feliz en la piscina y, en un alarde de compasión la metió allí dentro y puso también unos peces para que no pasara hambre (Cleta es una tortuga acuática autóctona, la Mauremis Leprosa, y es carnívora). Así que a día de hoy, la piscina contiene una tortuga y también carpas que han crecido muchísimo y como tienen espacio para nedar y depredador que las persiga, están super entrenadas y son muy rápidas.

A Anacleta le gustó mucho volver a la piscina, nadar distancias mayores y se apalancó allí, pero el agua no resistió la presencia de los animales que la ensuciaban a la velocidad de la luz. Empezó a ponerse cada vez más verde e incluso a oler mal. A la tortuga Anacleta esta suciedad del agua parece no importarle mucho, ha pasado todo el invierno aletargada en el fondo de sus turbias aguas.

 

El agua tiene un delicado equilibrio, las proporciones son importantes

El agua para mantenerse con salud y vida, necesita de en equilibrio bioquímico muy sutil y delicado. Nuestro esfuerzo debe estar destinado a que se mantenga.

Cuando intentamos reproducir el comportamiento natural de los sistemas acuáticos las proporciones son importantes. Cuanto más pequeño es un sistema acuático más inestable es, y cuanto más grande es, más estable.

Voy a poner un ejemplo: si te fijas, un charco es muy inestable. Primero, porque la poca cantidad de volumen de agua que lo compone se evapora muy fácilmente con un poco de exposición a los rayos solares, entonces deja de existir como charco. Y si se tratara de un charquito al que nunca le diera el sol, en cuanto llegara el otoño se llenaría de las hojas que sueltan los árboles y se descompondrían en el agua y el charco se convertiría en barro vegetal rápidamente.

un charco es un sistema inestable debido al poco volumen de agua que contiene

Si pensamos en un estanque bastante más grande veremos que, en lugar de acumular restos vegetales que se pudren en el agua y generar algas que la enturbian, tiende a generar vida vegetal. En un gran estanque crecen plantas que necesitan ambientes muy húmedos. Estas plantas son las que mantienen el equilibrio del agua, descomponiendo y usando como alimento los restos de vegetales, de insectos y de animales, que van a parar a su interior.

Un estanque de buenas dimensiones es muy difícil de saturar de la materia que se le incorpora, no se volverá barro enseguida, tendrá espacio para reaccionar creando una estrategia de vida: generar vida vegetal superior. Y así, cuanto mayor es el volumen de agua, más espacio tiene la naturaleza para generar estrategias de supervivencia, desarrollando todo tipo de plantas que regeneran y limpian el agua, conviviendo por y para mantener el equilibrio de ese ecosistema.

Un lago es un sistema acuático muy estable y maduro

Nuestra piscina mide 4 x 8,5 x 2 metros de profundidad. Dimensiones más que suficientes para que la vida del agua se pueda mantener en equilibrio, si le proporcionamos lo que necesita para ello.

Pero resulta que tiene una fuga a media altura y no se puede llenar más allá de 1 metro. Esto disminuye el volumen de agua que puede contener y la hace la mitad de estable o, lo que es lo mismo, el doble de inestable.
Así que nos hemos dispuesto a volver a vaciarla, limpiarla y reorientar la estrategia de cara a esta próxima primavera. Porque no sabemos cómo averiguar dónde está exactamente esa fuga. Lo hemos intentado pero no hemos conseguido dar con ella.

¿Crees que lo conseguiremos? Me gustará mucho leer tus comentarios al respecto, anímate a darme tu opinión. Si se te ocurre alguna idea que pudiera sernos útil para este propósito, por favor compártela, ya sabes: dianavaleria.eu/contacto.

Espero que esta historia te haya llevado a comprender mejor qué es necesario para crear una piscina ecológica. Si dispones de más información además de la que he compartido aquí, por favor compártela en los comentarios para que todos podamos aprender más.

 

Si te ha resultado interesante este episodio, te animo a que lo compartas. Con tus contactos, pon tus redes, por whatsapp, por Telegram, por Email. Por donde tengas amigos, amigas, familia, vecinos. Con tus contactos que estén interesados en la Vida en Salud!

Pon valoraciones de 5 estrellas en Itunes, me gusta y comentarios en Ivoox, en Facebook, en Instagram, en LinkedIn, en Twitter, en Google +. En el AudioBlog.

Como todavía no hemos establecido una periodicidad y las emisiones no serán regulares, mi recomendación es que te suscribas al podcast. Puedes hacerlo desde la plataforma que te resulte más cómoda.

Si estás en Itunes, desde Itunes, si en Ivoox desde Ivoox, si me escuchas desde Google +, Facebook, Instagram, LinkedIn o Twitter, entra en mi web y suscríbete desde el formulario de suscripción: dianavaleria.eu/suscripcion, o si eres amante de Telegram puedes suscribirte al canal: telegram.me/diana3valeria.

Muchas gracias por escucharme. Gracias por acompañarme en este viaje en que nos proponemos mejorar un poquito el mundo en que vivimos, aportando mayor calidad de vida a las personas que componemos esta amada humanidad.

Gracias también a Kitflus por cederme las fantásticas melodías que animan la cabecera y el final de cada programa.

Kitflus es un talentoso músico internacionalmente reconocido, ha formado parte de las bandas de jazz más destacadas y mundialmente conocidas y acompañado a celebridades en sus conciertos. Seguramente lo has escuchado cuando fuiste al concierto de… Santana, Joan Manel Serrat, Chic Corea,

Si quieres conocer más de su trabajo, te dejo su perfil de facebook:  facebook.com/kitflus.josemasportet. Y si quieres contactar con él directamente, te dejo su Email: kitflus@kitflusound.com

Y recuerda!
Comenta en el apartado de comentarios, contáctame y cuéntame de ti, pídeme lo que necesites. ¡Mantente en contacto!

Bueno pues hasta aquí he llegado con el programa de hoy. Vamos avanzando en la realización de nuestra piscina natural y es un placer compartir contigo nuestro proceso de aprendizaje.

Espero que esta historia te haya llevado a comprender mejor qué es necesario para crear una piscina ecológica. Y si tú dispones de más información, además de la que yo he compartido, por favor compártela en el apartado de comentarios del blog o mediante el formulario de contacto dianavaleria.eu/contacto, para que todos podamos aprender más.

Que pases muy buenos días y excelentes noches. Hasta la próxima!

Comparte

Deja un comentario